En mi frente dice: “Soy una bellaca”

Sí, lo dice. Solo que cuando me miro en el espejo se desvanece, se esconde, se borra. No me explico. Yo leo, releo y analizo mis conversaciones  en Facebook o  Instagram y son normales. Wait! ¿No será acaso que soy muy  old school en mi forma de pensar? Pero que de old school puede haber en agregar a alguien a alguna red social y decirle “Hola”, hablar del día, metas, de los jodido que está el país o de la necesidad de una medalla fría para sobrevivir el puto calor de las doce del mediodía en Santurce.

Se ha vuelto costumbre que en medio de estas conversaciones de la nada  -porque créanme que es de la nada-  aparezca entre medio del “Buenos días” y “¿Qué tal” una foto de su bicho.  Sí, la de un bicho, de un pene, de una verga, de un miembro. Un bicho blanquito, erecto, rosadito; a la verdad que hasta apetecible se ve, pero ¿Cuál es la necesidad?

Es ahí en pleno “Buenos días”, “Estoy en el mall” y el “¿Cómo está tu esposa?”, que comienza la insistencia de un encuentro. Las invitaciones van un aumento a la vez que los mensajes dejados en visto, disminuyendo los “Hola, ¿Todo bien?”.  Les digo yo leo, releo y analizo. Quizás decir que me hace falta una medalla es el argumento para pensar Esta bebe, se lo puedo meter. Mano, ¡NO! Hasta las monjas se dan un vinito y su vagina está inaccesible – se supone-.  Me gusta beber y lo hago con la frecuencia y la intensidad en que mi bolsillo y el trabajo me lo permiten, pero esta práctica no es tu boleto VIP de entrada a mis piernas.

Soy una mujer soltera y aunque la idea de encontrar en el camino a alguien es real, la falta de buenos candidatos comienza a matar la idea poco a poco. Si te añadí a alguna red social de seguro fue por una de dos razones: me pareciste guapo  o comentaste en algún lugar algo que me pareció interesante. Como se observa, ninguna de las razones se relaciona con la necesidad de querer ver tu bicho en mi celular. Claro, no es que no quiera hacerlo, pero  primero hablemos. A mí me baja el panti quien me hable de historia, libros, política, música, etc., no el tipo que me dice que me quiere ver el culo.

De todos modos, me encuentro camino a walgreens a comprarme una mejor base, si en mi frente dice tal cosa debo esconderla, no todos te pueden conocer completamente de la primera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s