Preguntas y Respuestas

¿Por qué dejaste “El Balcón de Petra”?

Es una pregunta que escucho con regularidad entre aquellos que me leen desde que comencé con mi blog. “El Balcón de Petra” es un espacio que amo y que tiene un millón de recuerdos de lo que soy y de lo que fui, por eso decidí dejarlo.

El 2015 fue un año doloroso, lleno de lágrimas, odio y resentimiento. A penas pude escribir o leer. A finales de ese mismo año decidí dejar todo atrás y comenzar nuevamente. Este cambio incluía nueva casa, nueva actitud, nuevas metas, entonces, ¿por qué no un nuevo blog? Así surge este nuevo espacio, que más que una sustitución es una continuación de El balcón de Petra, por eso el nombre.

¿Por qué Petra Martínez y a veces Karla?

Soy las dos. Lo curioso es que Petra tiene una personalidad mejor definida que la de Karla. Petra tiene aún ese espíritu de aventura, tiene ganas y energías para amar, conocer, correr, preguntar, luchar y para soñar. Mientras que Karla es aburrida, tiene miedo de admitir cuando se enamora, prefiere dormir cuando está triste, se limita a soñar porque piensa que nada es posible y no sabe despedirse de aquellos que ama.

¿Pa’ dónde vamos?

Esta vez no tengo la menor idea. Prefiero concentrarme en hoy. Hoy disfruto respirar, ver a mi hijo, darme una cerveza con mis amigos, cerrar los ojos e imaginar el rostro de ese chico que me saca sonrisas y con el que me gustaría seguir compartiendo momentos. Comencé a estudiar y lo hago sin tener en la mente la suma de cuantas clases me faltan o de las que he tomado. Para donde vaya, quiero llegar ligera, sonriente, tarareando buena música y con aquellos que quiero.

Mientras tanto seguiré en este pequeño espacio haciéndolos participes de mis historias, recuerdos, sueños y ocurrencias.

 

 

 

Anuncios

Nada es tan malo como parece

Partiendo de las Leyes de Murphy; una joven escritora reúne sus exper375626_539545289414643_269392315_niencias como madre soltera y a su vez estudiante de pedagogía, para demostrarnos que nada es tan malo como parece. Si alguna vez tu hijo/a entró a una tienda por departamento y gritó a viva voz “¡Mamá, me estoy cagando!” o si le diste una crayola para que se entretuviese un rato y en segundos creó toda una obra de arte en la pared del apartamento rentado definitivamente tienes que sentarte a leer Nada es tan malo como parece, pues al final del día son más de uno los padres que pasan por situaciones como ésta.

 Angélica Berríos, escritora de Nada es tan malo como parece, nos comparte sus anécdotas, frustraciones, sueños e ideales a través de una escritura simple y autentica. Es imposible no reír o llorar, no decir “yo pasé por eso” o simplemente pensar “wow”, “esta mujer es mi héroe”. No dudo que objetivo principal de Berríos para con su libro era compartir sus experiencias más allá de su familia y amigos. Sin embargo, para los lectores de Nada es tan malo como parece es mucho más, son la esperanza de ver que hay madres que se dan día a día esa difícil pero no imposible tarea de formar mejores ciudadanos/as para nuestro país con principios de igualdad, equidad, amor, pero sobre todo de lucha.

Conozco a Angélica y a su familia, desde hace más de una década y debo admitir que jamás pensé que se fuese a convertir en la mujer que es hoy, mucho menos que tendría en mis manos un libro suyo. A aquellos que me conocen saben lo selectiva que soy para lo que leo, y casi nunca se logra colar entre mis lecturas algo de motivación o experiencias personales, pero Nada es tan malo como parece, fue mi gran excepción. Esa forma tan particular y real con la escribe Angélica fue la razón principal para sentarme a conocer y disfrutar esas experiencias de madres que están de madre. Nada es tan malo como parece, me hizo llorar y reír de una sola senta’ como dicen en el lenguaje popular, debo admitir que antes de pasar la página número veinte (20) ya había experimentado lágrimas, risas y una admiración infinita a Dali, quien como bien la describe Angélica en su libro, es su ángel en la tierra.

Dos niñas, diferentes personalidades, un mundo lleno de obstáculos, gastos y más gastos, clases en pueblos diferentes, cientos de sacrificios, pero a su vez cientos de sueños, un millón travesuras y al final del día una sonrisa con un abrazo acompañados de un “Te amo, mamá”. Definitivamente nada, pero Nada es tan malo como parece sino ¡pregúntenle a Angélica!

Para conseguir una copia de Nada es tan malo como parece pueden comunicarse al (210) 556- 9226 o buscar en Facebook: Nada es tan malo como parece.  ¡Luego me cuentan qué tal!

—————————————————————————————–

Esta reseña fue publicada por primera vez el 6 de Agosto de 2013 en mi antiguo Blog “ El balcón de Petra” si te gustó dale un vistazo.

www.elbalcondepetra.blogspot.com

Una lucha a medias

Cuando éramos un poco más jóvenes pasábamos el día hablando de aquellas cosas de las cuales estábamos en “contra”, íbamos a las protestas, defendíamos nuestra manera de pensar con uñas y dientes. No queríamos la guerra, odiábamos el racismo y la división de países solo por banderas e idiomas, estábamos en contra del sistema y del político.

Cinco o seis años más tarde todo ha cambiado. Poco a poco nos hemos convertido en lo que siempre criticamos; una marioneta más del estado. En ocasiones ni siquiera nos podemos a analizar lo que pasa en el país, porque ya la cajita de imágenes te embruteció y solo vez lo que hechos te muestran porque ahora esa es tu realidad. ¿Qué pasó con el odio al racista? Cuando ahora a tu vocabulario se añadieron frases como: “Jodio’ dominicano”, “Este cabrón no es más bruto, porque no es más negro”. ¿Qué pasó con ese odio a las filas partidistas? Cuando ahora ves tu isla solo pintada de rojo o azul. ¿Qué pasó con la equidad? ¿Qué pasó con el odio contra la homofobia? ¿En qué quedaron las promesas a esos hijos imaginados de dejarle un mejor país?

Reconozco que las cosas en el país están cambiando con el paso de los años y que nosotros al ir creciendo maduramos cada vez más, pero eso no es una excusa válida para ser uno más. No me refiero a que te pases los días recalcando tu manera de pensar, pero sí que la tengas presente al momento de volver a caer en el círculo. Recuerda que lo único que está contigo toda la vida es tu manera de pensar y la satisfacción de que luchaste por ello hasta las últimas consecuencias independientemente la manera que fuese.

-Petra Martínez

____________________

Este pequeño desahogo / critica fue publicado por primera vez en “El balcón de Petra” el 4 de mayo de 2008. Si te gustó, dale un vistazo al resto en wwww.elbalcondepetra.blogspot.com

Quisiera añadir que ayer se aprobó la Junta de Control Fiscal para Puerto Rico, la llamada “Promesa”. Volvimos a hacer colonia. Ahora es momento de apagar el televisor y salir a la calle a luchar, por ti, por mí, por nuestros padres y abuelos que no entienden qué pasa, por los niños, porque esta isla y su gente tiene mucho que dar y no podemos dejar que nos pisoteen. Sal a la calle, protesta, grita, marcha, pero, sobre todo, piensa. Es nuestro momento de unirnos y defender lo que muchos llamamos Patria.

La historia que me hace sentir orgullosa de ser MUJER

Esta es la historia de un triunfo, incluye barcos, olas gigantescas, lágrimas, decepción, odio y alegrías. ¿Piratas? No, en esta historia no hay espacio para hombres. 

Cuando cayó la noche todas en el puerto se dividieron, algunas fueron al norte y otras al sur. La mayoría de las embarcaciones estaban listas. ¿La misión? Atacar todo aquello que se mueva en el mar hacia la isla. Esta guerra se detendrá desde el agua; así hombres y niños estarán a salvo en tierra firme. ¿mi posición? Aún no decido, pero mi trabajo es documentar, por eso, yo soy, la indicada para contarles que pasó aquella noche del 19 de marzo de 1911.

Una vez todas en sus embarcaciones, rodeamos toda la costa. Si alguien llegase a ver el más mínimo movimiento, lo sabremos por medio de señales y sonidos. El mar estaba sereno, Gracias a la luna la noche era clara. Todo estaba en calma, llegamos a pensar que nadie atacaría esa noche. Las horas pasaban y seguíamos en guardia. Los hombres necesitaban mujeres que pudiesen defenderlos en situaciones como estas, ya que, ellos les faltaba algo para luchar, alma.

La noche continuaba transcurriendo de forma tranquila, las horas pasaban y la madrugada estaba cerca. La coronel, envió varias embarcaciones de regreso a casa para que pudiesen volver la noche siguiente de ser necesario. Apenas quedaban dos embarcaciones, la de la coronel y la mía. Ella no podía abandonar la guardia y yo no podía abandonar la historia. Yo sabía que algo estaba por suceder. Claro, su embarcación me llevaba ventaja, ella contaba con casi veinte mujeres armadas, mujeres fuertes y decididas a luchar por defender sus ideas, su familia, su patria y sobre todo su tierra. En mi embarcación solo me encontraba yo, armada con lápiz y papel para poder dejar plasmada la victoria de estas mujeres.

A eso de las cuatro de la madrugada se escucha el sonido del mar dándole a la proa. Era difícil identificar qué tipo de embarcación se acercaba, ya que a esa hora solían salir las pescadoras. Le tomó a la coronel unos minutos en confirmar la llegada del enemigo. Hizo la señal, pero solo quedaba su embarcación y la mía, podía salir corriendo a buscar ayuda pero no llegarían a tiempo. Llego el momento de luchar contra las embarcaciones que se acercan. Sus tamaños eran tan grandes que podía ver con facilidad los nombres de las embarcaciones eran: discrimen, machismo y superioridad. Había llegado el momento de empuñar las armas, las voces y por su puesto el lápiz.

Fue una lucha difícil, no puedo negarlo. Tardó horas que parecían siglos, pero lo logramos, ganamos. Ganamos defender nuestras ideas, derechos, nuestra posición en la sociedad y lo más importante ganamos un espacio en la historia y en la literatura.

Hoy, años más tarde aplaudimos a aquellas mujeres que nos permitieron ser libres.

Feliz día de la Mujer, a todas aquellas que se levantan día a día a luchar por sus hijos, por sus derechos, por la patria y sobre todo por la libertad. Esta victoria es de todas.

___________________________________________________________

Esta historia fue publicada por primera vez en mi antiguo blog “El Balcón de Petra” el 8 de marzo de 2012 como recordatorio de que el Día Internacional de la Mujer no es una celebración, sino una fecha para recordar la lucha de cientos de mujeres.

Si te gustó visita “El Balcón de Petra” www.elbalcondepetra.blogspot.com 

La noche del veinte

Llevo esperando por este día veinte años. Veinte años de amargura y sufrimiento, de noches malas y frías mañanas. Lo peor de todo, soy inocente. Llevo veinte años en prisión simplemente por estar en el lugar equivocado en el momento equivocado. Ya soy un viejo al que nadie escucha pero les contaré mi historia para que la utilicen como prueba acerca de la “justicia” de este país. Todo sucedió el 20 de abril de 1980 eran las 8:30 de la noche y me dirigía al bar como todos los días para ver a mi chica. Era una hermosa mujer, alta, de cabellos dorados y una sonrisa que la iluminaba. Se llamaba Mercedes. Ella cantaba en el bar cada noche para mí aunque nadie lo supiese. Esa noche salí de mi casa un poco antes de lo acostumbrado porque quería darle una sorpresa; le pediría matrimonio. Mis amigos pensaban que era un tonto y que me estaba inventando una relación que jamás existiría. Nunca les hice caso y tal vez ese fue mi gran error. Me enamoré a lo advino, pues yo jamás cruce palabra con mercedes hasta ese día.

Llegue al bar, me senté en la mesa de siempre espere unos quince minutos y Mercedes no salía. Me levante, caminé directamente al camerino mismo que estaba custodiado por dos guarda espaldas. Les expliqué mi situación y mis desesperadas ganas por hablar con Mercedes. No me permitieron entrar, pero ellos no sabían mi As bajo la manga. Esperaría el cambio de turno que según yo, pasaría en unos 10 minutos eso me daría el tiempo suficiente para entrar al camerino. Esos minutos fueron eternos, pero al fin llegó permitiéndome entrar. Toqué el mango de la puerta y mis rodillas comenzaron a templar, pronto le propondría matrimonio a la mujer de mi vida. Entre muy silenciosamente con un ramo de lirios violetas que llevaban adentro su anillo. El camerino estaba a oscuras así que supuse que tal vez estaba tomando una siesta. Intenté hacer el menor ruido posible caminaba de puntas. Algo en el suelo logró que me tropezara. No pude reconocer que fue, pero luego de tocar cuidadosamente lo que se encontraba en el suelo me comencé a temer lo peor. Me incorporé rápidamente e intenté buscar alguna lámpara o algo que me brindara luz para ver con mis propios ojos lo que realmente no quería ver. Arroje varias cosas al suelo hasta que por fin logré encontrar una lámpara. Jamás podré olvidar aquello que vi. Mercedes estaba en el suelo llena de sangre, no tenía pulso y su cuerpo estaba tan frío que daba la impresión que llevaba horas así.

Me tiré sobre ella no podía creer lo que estaba viendo, intenté revivirla porque algo me decía que lo intentara. No quería quedarme sin ningún recuerdo de mercedes así que con mucho cuidado la desvestí y admiré su cuerpo detenidamente para jamás olvidar su dulzura, ni su delicadeza. La miraba y la miraba y por mi mente solo pasaba una sola idea “Mercedes será mía aunque su cuerpo este sin vida”. Me quité la ropa y logré un orgasmo, pero no cualquier orgasmo sino el mejor que había podido tener en 30 años. Me quedé sobre ella para sentir su cuerpo antes de irme, pero fue en ese preciso momento en el que me percaté que dentro de la boca de Mercedes había un papel el mismo decía: “Manuel, la maté solo para ti” – M.R. Mi amigo Miguel mató a mi Mercedes porque muerta era la única manera según él en la que ella estaría conmigo. En ese preciso momento llegó la policía y me imputaron 3 cargos de los cuales se me considero culpable cuando en realidad no lo era. Solo fui culpable de amar a Mercedes hasta después de muerta. Hoy saldré de la prisión, pero volveré aquí en una semana, pero esta vez siendo culpable porque hoy es el último día de Miguel en este mundo.

__________________________________________________________

Esta historia fue publicada por primera vez en mi antiguo blog “El Balcón de Petra” el 5 de septiembre de 2008. Si te gustó dale un vistazo a mi antigua casa.

www.elbalcondepetra.blogspot.com 

Divagando

No suelo hablar de mis debilidades, defectos o frustraciones pero, ¿Quién realmente puede? Claro, es mucho más fácil hablar de lo bueno que somos en miles de cosas, que hacer un pequeño énfasis en eso que no nos sale tan bien.

Llevo casi 8 años en una relación que muchos creerían “perfecta”, dejándome ver como la Gurú-gurú en cosas de amor y sexo… la realidad es que no soy nada de eso; meto las patas a cada rato, lloró de frustración cuando no me entiende, odio el sexo anal, aún no me acostumbro a compartir el silencio, mi café y mucho menos el control del televisor.

Me encanta leer. Es lo que más disfruto en  la vida luego del café y el sexo, pero como me molesta que venga alguien hablarte de libros que no conoces y que muchos consideran las obras maestras de la literatura latinoamericana. Claro, esto con todo el propósito de hacerte ver como una idiota que no sabes nada de la “buena literatura”.  Literalmente me molestan, por no decir me encabronan. ¡Al carajo! No,  no me he leído El Quijote, pero he leído miles de libros que me han logrado enamorar con el pasar de cada página, que han logrado que me sienta un ser más íntimo del escritor que tú. Ah, y a ustedes que se alaban al decir que su escritor favorito es Paulo Coelho, déjenme decirle que ¡Al Carajo, ustedes también! No es que él sea el peor escritor, pero por Dios, hay mejor literatura y eso no incluye las 50 Sombras de Grey o Twilight  que de hecho tengo todo el derecho de criticar porque las leí para poder hacerlo.

Terminé la universidad y claro que quiero continuar estudiando, también tengo planes de tener mi propio negocio, pero por favor paren de preguntarme cuándo encontraré o buscaré un empleo según mi nueva profesión, porque, ¿saben qué? Me exigen experiencia y ¿cómo tendré experiencia si no me ofrecen empleo?

   Ay, me encanta como escribes, hace mucho no escribes historias… creo que deberías escribir tu propio libro, enserio tienes talento para escribir. Sí, yo sé que tengo talento, pero desmotiva tanto el no tener tiempo, el que te alaben, pero no te lean constante y que  gente que escribe idioteces tenga libros sólo porque su vagina tiene un letrero gigante que dice: “Hasta el fondo, por favor”

Soy un asco con el inglés, vaya sí que lo soy… odio tener que hablarlo. Cada vez que llega un gringo a la tienda maldigo el día en que me aferre a un sólo idioma. Ahora no intentes hablarme en inglés pensando en que me harás pasar un bochorno, porque lo entiendo perfectamente y en el intento podrás llevarte un ojo morado a casa.

No, al contrario de lo que muchos piensan no odio a la humanidad; la humanidad me odia a mí,  que es diferente. Crear una burbuja que límite quien se acerca o quien no, me ayuda a mantenerme a salvo de malos ratos, desilusiones e hipocresías.

Disculpen todo el odio y las incoherencias que puedan haber leído, pero sacar todo lo que constituya una barrera al momento de escribir debe ser eliminada.  Mi mente ya está en blanco y mis dedos ya se han ejercitado con el teclado, estoy lista para hacer las paces con mi imaginación y comenzar a ¡crear!

—————————————————————

Este “desahogo” fue publicado originalmente el 31 de marzo de 2013 en mi antiguo blog “El balcón de Petra Martínez”.

Si te gustó, deberías darle un vistazo.

www.elbalcondepetra.blogspot.com 

 

 

Hoyo

Me estoy cayendo y no puedo hacer otra cosa que no sea gritar mientras agito mis brazos para intentar regresar arriba. Lo sé, soy una idiota, nadie me escuchará y por más que agite mis brazos no podré regresar. Caigo en un lugar oscuro y profundo, sin embargo, espero pronto recibir el golpe que me lleve al otro lado.

Quizás ya recibí el golpe y no sentí nada. Pero no creo, al menos hubiese escuchado mis huesos romperse en mil pedazos. Todo pasa tan lento que escucho el tiempo conversar con el aire. Ya no recuerdo porque caí aquí. Seguramente alguien ha tenido que ver algo. Si tan solo pudiera recordar. ¡Piensa!

¡Crack! Tú me dejaste caer.

————————————————————-

Esta historia fue publicada por primera vez en mi antiguo blog ” El Balcón de Petra” el 9 de marzo de 2011. Si te gusta dale un vistazo al blog.

www.elbalcondepetra.blogspot.com