Tu desastre es la revolución que necesita mi orden.

Anuncios

Carencias

No es suficiente un “Hola”, sino está acompañado de una mirada prolongada que me haga temblar.

No es suficiente una mirada prolongada, sino está acompañada de un beso.

No es suficiente un beso,sino está acompañado de pasión.

No es suficiente la pasión,sino está acompañada de un sentiniento.

No es suficiente y necesito estar completa.

Entre sabanas y lágrimas

​La cagué, posiblemente de la peor forma y no es hasta este momento que siento la necesidad de un abrazo y decirle “Te quiero”. 

¿por qué el cariño se transforma y no es hasta el último momento que nos damos cuenta?

Lo alejé, soy la peor. Construí una barrera de incomodidad entre ambos. Pienso en cómo rómperla para tener un acceso directo a sus labios, a su mirada, a sus manos…

Yo era tan feliz solo sabiendo que estaba ahí.Ahora no está, ni tampoco mi sonrisa.

Perdón

Culpable

No se me puede acusar de nada porque simplemente no tengo la culpa. Fueron años en los que callé, mientras a escondidas pensaba en ella con mis manos. No es de mi familia inmediata, por lo que no estaba haciendo nada malo. Miraba por sus ventanas para verla al menos un instante; alguna que otra vez logré verla saliendo del baño. Oh dios… amaba ver su busto y sus muslos carnosos.

Aquella noche todos salieron y por accidente nos quedamos solos. Estaba un poco borracho, era sábado en la noche luego de un día largo de trabajo. Ella llegó y se fue a ver televisión no sin antes cerrar la puerta para quedarse en pantis. Esperé a que se quedará dormida, apagó todas las luces y con cuidado forcejeé su puerta y logré entrar. No quería hacerle daño, solo mirarla más de cerca.

Entre sus sabanas podía ver sus piernas abiertas sin ropa interior. Tuve que entrar a sentarme al verla así. Me bajé el pantalón a jalarme una. Pensé que sería rápido y ni cuenta se daría. Con cuidado me quité todo y me senté frente a ella. Verla moverse entre sus sabanas me ponía peor, el corazón latía sin parrar. Tan tierna, solo tenía 17 años de edad y era la novia de mi hijo. Con cada moviendo de ella bajo aquellas sabanas, mojaba mis labios con mi lengua, él estaba duro y listo para pasar un buen rato. Me masturbé hasta que no pude más… me tiré sobre ella. Tapé su cara con aquella sabana que minutos antes escondía su cuerpo. Con una mano apreté las suyas con fuerza evitando que se moviera, con la otra moví su ropa interior a un lado y la hice mía.

Apretadita, húmeda, carnosa, sensaciones que hace mucho no sentía. Mientras más entraba y salía mejor me sentía. Le apreté los senos con fuerza, los movía al mismo ritmo en que la hacía mía. Cada vez que intentaba zafarse, más me gustaba. Terminé.

Salí vivo de esa, pero ahora soy otro. Me dedico a hacerla mía todos los días desde que ella desapareció sin explicación.

Nota Aclaratoria

advertencia.png

Ha llegado el momento que tanto me temía… Cuando el lector cree que todo lo que lee tiene una relación directa con el escritor. Muy pocas veces escribimos acerca de nuestra vida tal cual es. Quizás podamos seleccionar vivencias para unirlas con todo aquello que nuestra imaginación pueda  crear o simplemente tomamos historias prestadas de amistades, desconocidos o películas. Me parece una falta de respeto que en su análisis superficial de un cuento de menos de 500 palabras quieras encasillar la vida de un escritor en un estereotipo.

Amo escribir de temas que a muchos  le da temor por el qué dirán. No limito mi imaginación porque al final del día es lo único que me queda. Lamento que sus tabúes no les permitan disfrutar de una lectura sin señalar a quien la escribe. Tomando eso en cuenta quiero agradecerles  a todas aquellas personas que corrieron la voz acerca del contenido de mi blog. No dejaré de escribir, al contrario ustedes me han motivado a continuar.

Sin embargo, les afirmó lo siguiente: No todo lo que leen es real.